Fusarium oxysporum (ES) | Syngenta Nederland

You are here

FarMore Technology

Fusarium oxysporum

Fusariosis​

Ciclo de vida​

Fusarium oxysporum provoca la marchitez de distintos cultivos. Cada cultivo tiene una cepa o «forma specialis» de hongo que incorpora el nombre del huésped específico. En tomate, por ejemplo, la fusariosis está provocada por el F. Oxysporum f. sp. radicis-lycopersici, y en crisantemo, por F. Oxysporum f. sp. dianthii, etc. F. Oxysporum vive en el suelo y el sustrato. El hongo sobrevive en invierno en forma de esporas o micelio en el residuo de cultivos, pero también forma clamidosporas asexuales de paredes gruesas, resistentes a la deshidratación. La supervivencia puede ser a muy largo plazo y a mucha profundidad subterránea. Desde el micelio o las esporas, el hongo infecta las raíces de la planta huésped en el puno en el que la raíz lateral emerge de la raíz primaria o a través de heridas. El hongo crece entre las células de la raíz y hasta el tallo. En la planta se forman numerosas microconidias, que se distribuyen de forma pasiva hacia la parte superior de la planta a través del flujo de savia.  Cuando llega a los vasos, el hongo se desarrolla en ellos y, debido al micelio, las esporas y la resina que secreta la planta como respuesta inmune, el tejido vascular se bloquea y da lugar a la clásica marchitez. El hongo sigue creciendo y esporula en el tejido muerto, dando lugar a macroconidias de tono rojo rosáceo en forma de media luna, típicas del Fusarium, que luego se dispersan. El hongo también se puede transmitir a través de las semillas. Esto no tiene que deberse necesariamente a que la semilla esté infectada, sino al uso de herramientas u otros equipos infectados. El Fusarium se dispersa en el suelo y el sustrato a través del agua. Las esporas externas en las partes que quedan sobre el nivel del suelo se dispersan con el viento, el agua, las personas y los equipos, y por el movimiento de partículas del suelo que contienen el hongo.​

Plantas huésped

La mayoría de las hortalizas y flores, algodón, tabaco, plátanos, café y caña de azúcar. En los Países Bajos, es frecuente en el cultivo de bulbos, tomates, claveles y crisantemos.​

Síntomas

Este hongo hace que las hojas amarilleen y se marchiten, a menudo solo en un lado del tallo. Al cortar la base del tallo es posible que se observe una decoloración marrón alrededor de los haces vasculares.​

Condiciones

El rango óptimo de temperatura para la germinación de las clamidosporas y las conidias es de entre 25 y 28 °C, pero esto depende de cada forma específica: para el F. oxysporum f. sp. radicis-lycopersici, el rango óptimo es de 18-20 °C, y para el F. Oxysporum f. sp. cucumericum, está por debajo de 20 °C. El hongo sobrevive más tiempo en un suelo relativamente seco con un pH < 7.​

Manejo del cultivo

  • Cultivar variedades resistentes o portainjertos resistentes;
  • Materiales base limpios;
  • Prácticas higiénicas, desinfección de máquinas y equipo;
  • Tratamiento de semillas en agua caliente;
  • Evitar suelos con niveles de magnesio y fósforo altos;
  • Fertilización con nitrato en lugar de amoniaco;
  • En invernaderos;
  • Desinfección del suelo;
  • Solución de fertilizantes limpia y desinfección del agua de recirculación.
Apron® XL